¿Cuál es la diferencia entre rezar y meditar?

20 de abril de 2009
Llegó un aprendiz preguntando a su maestro... ¿Cuál es la diferencia entre meditar y rezar?

El monje maestro le dijo como respuesta: “ ¿Quieres meditar? ”

- Entonces –dijo el monje- siéntate.

- Ahora cierra los ojos –indico el monje-.

- Ahora respira relajado y concéntrate en observar tu respiración.

Mientras el monje daba las indicaciones, El monje no sólo no explicó la diferencia entre rezar y meditar sino que de buenas a primeras sentó a un interno con problemas mentales a cerrar los ojos y respirar.

Si bien eso es básico en la meditación, el aprendiz comenzó a respirar.

Noté que no pasaron 30 segundos y él se agitó, comenzó a sudar. Repentinamente abrió los ojos y sacudió la cabeza.

- ¡No puedo! –dijo angustiado-.

- Respira –insistió el monje.

El aprendiz intentó seguir respirando, pero sólo aumentó su sudor y su agitación. Estaba desesperado.

Abrió los ojos y con el rostro descompuesto le gritó al monje “Pero cuál es la diferencia entre rezar y meditar! ”

El monje, no muy sabiamente le dijo:

- “Meditar es más profundo, ahora cállate y respira! ”.

¿Y la diferencia entre rezar y meditar?

Es muy simple y hermosa.

Tú rezas y le hablas a un Dios que está fuera de ti.

Tú meditas y sientes dentro de ti la presencia de Dios. Allí no hay distancias.

Allí en la más íntima y amorosa comunicación, todo ocurre.
Y la meditación surge de la nada , solo es acercarnos en lo profundo en nuestro interior.

Autor desconocido (si tú lo conoces, escríbenos y haznosolo saber a pintaelparaiso@gmail.com).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada